WWF y el Jaguar | WWF

WWF y el Jaguar

Posted on
23 octubre 2019


El Perú es uno de los diez países megadiversos, primero en diversidad de especies de mariposas, segundo en extensión de bosques amazónicos, tercero en diversidad de aves, cuarto en anfibios y quinto en mamíferos. Esta biodiversidad que nos caracteriza es clave para garantizar los beneficios brindados por los ecosistemas, de los que dependemos todos los seres humanos. Y es que, nos proveen el agua que bebemos, los alimentos que consumimos, y cumplen un rol fundamental en la regulación del clima, la disponibilidad del recurso hídrico, la calidad del aire, entre otros elementos que necesitamos para sobrevivir. A todos estos se les conoce como servicios ecosistémicos.

A pesar de esta gran riqueza biológica, en los últimos años, la deforestación continúa siendo una gran amenaza para los ecosistemas terrestres. Cada año, 150,000 hectáreas de selva amazónica desaparecen en Perú, principalmente debido a la expansión agrícola y la minería ilegal. El cambio climático es otro importante desafío. Se estima que afecta al 16% del producto bruto interno y a las actividades económicas de un tercio de la población.

Uno de los principales afectados por un uso no sostenible de los recursos de la biodiversidad es el jaguar (Panthera onca), el felino más grande en América y el tercero en el mundo. Su distribución global abarca desde Estados Unidos hasta Argentina. Cada individuo requiere entre 200 y 1000 km2 para obtener su alimento y refugio. En la actualidad, casi el 90 por ciento de su población se encuentra en la cuenca del Amazonas.

En los últimos 100 años, ha perdido aproximadamente la mitad de su rango de distribución. Entre las principales amenazas que enfrenta están: la deforestación, la caza, tráfico ilegal, pérdida de las especies de las que se alimenta y conflictos con los seres humanos.

Para mayor información te invitamos a descargar el brochure.