Más de 64 mil imágenes de especies en su hábitat natural arrojan resultados clave para su conservación | WWF

Más de 64 mil imágenes de especies en su hábitat natural arrojan resultados clave para su conservación

Posted on
02 abril 2019


 
  • Durante cuatro meses, WWF ha monitoreado con 129 cámaras-trampa, las poblaciones de jaguar en la frontera tri-nacional entre Perú, Ecuador y Colombia.
  • Se estima que la población de jaguares para toda el área de monitoreo es de 200 individuos. 

En los últimos 100 años, el jaguar ha perdido aproximadamente la mitad de su rango de distribución. En la actualidad, casi el 90 por ciento de su población se encuentra en la cuenca del Amazonas. Asimismo, las 33 subpoblaciones de jaguar que se ubican fuera del Amazonas están en peligro o incluso amenazadas de extinción. El hecho de que este felino prospere mejor en hábitats protegidos se confirma por los recientes resultados del estudio de monitoreo realizados en el corredor Napo-Putumayo: el número de jaguares y sus presas es significativamente alto, lo cual marca un gran avance para el proyecto de monitoreo y el trabajo de conservación de la naturaleza en esta parte del Amazonas.
 
Las más de 64,000 imágenes del jaguar y sus presas en su hábitat natural son clave para su conservación
 
Durante cuatro meses, WWF ha monitoreado poblaciones de jaguar y sus presas con 129 cámaras trampa con la finalidad de estudiar a esta emblemática especie en la frontera tri-nacional entre Perú, Ecuador y Colombia. El área donde se ha desarrollado el estudio es de ~300,000 hectáreas, divididas en dos áreas naturales protegidas (en Ecuador y Perú) y un territorio indígena (en Colombia).
 
Gracias a esta iniciativa se lograron identificar a más de 25 individuos de jaguares, debido a las peculiares manchas en su piel. Adicionalmente, las cámaras capturaron imágenes de 27 especies de mamíferos, incluidas las 8 especies preferidas por el jaguar como presa. Sobre la base de estos datos únicos, se estima que la población de jaguares para toda el área de monitoreo es de 200 individuos. Los científicos también encontraron que la diversidad de los mamíferos terrestres es considerablemente grande y se distribuye uniformemente en toda la zona.
 
Hallazgos para una mejor protección
 
El jaguar es uno de los indicadores clave del estado de conservación del hábitat. Si sus poblaciones son estables en el área y lo mismo la abundancia de las presas de las que se alimenta están presentes, es un signo que evidencia que el ecosistema está conservado.
 
Gracias a los resultados, se ha logrado definir que el Corredor Napo-Putumayo es de gran importancia para la conservación de la biodiversidad en la Amazonía. Por último, demuestra el enorme valor de esta zona compuesta por áreas protegidas como solución a una de las más grandes amenazas de la Amazonia: la deforestación.
 
Nuestro trabajo continúa
 
WWF está implementando actualmente la segunda etapa de monitoreo de jaguar en el Corredor Napo-Putumayo y también está trabajando en la expansión del proyecto a Brasil y Bolivia, con la finalidad de recopilar más datos, hacer seguimiento de las tendencias de la población e impulsar la conservación de los bosques del Amazonas.
 
Dona
Dona