Municipios locales invierten en recuperación de bosques en Madre de Dios | WWF

Municipios locales invierten en recuperación de bosques en Madre de Dios



Posted on 17 octubre 2018
Minería ilegal en Madre de Dios
© Diego Pérez / WWF Perú
  • Más de 160,000 hectáreas han sido deforestadas en 15 años
  • Nuevas tecnologías y compromiso político permiten recuperar suelos degradados
 
Madre de Dios. En el primer semestre del 2018, la Amazonía peruana perdió más de 23,000 hectáreas de bosques, según el Ministerio del Ambiente (MINAM) de Perú. Solo en la provincia de Tambopata, en Madre de Dios, se deforestaron 2,700 hectáreas, que suman a las más de 160,000 que han sido afectadas en esa región, en los últimos quince años. Aunque es considerada la capital de la biodiversidad, Madre de Dios es también reconocida por ser una de las regiones más devastadas por la minería ilegal e informal, entre otras actividades que atentan contra sus bosques.

Frente a esta alarmante situación, en los últimos años, los compromisos liderados por los gobiernos locales han cobrado gran relevancia para promover la conservación de los recursos naturales y su aprovechamiento sostenible. Sin embargo, para que estas medidas produzcan resultados, se requiere fomentar el fortalecimiento de capacidades legales y administrativas, en los municipios y gobiernos locales y regionales, para que puedan aprovechar las oportunidades de financiamiento y sean capaces de ejecutar planes que promuevan el desarrollo sostenible local a largo plazo.

Esfuerzo conjunto: una inversión por los bosques y la gente
 
La formulación de proyectos de inversión con enfoque ambiental está siendo crecientemente impulsada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), lo cual es una excelente noticia de cara a la promoción del desarrollo sostenible nacional. No obstante, para acceder a estos fondos públicos, las capacidades técnicas son indispensables, además del empoderamiento de los gobiernos locales en temas de gestión pública ambiental, lo cual siempre es un reto, pero también una gran oportunidad.

Precisamente, como parte del trabajo articulado de WWF Perú con los gobiernos locales en Madre de Dios, en el 2018, el MINAM se ha comprometido a destinar más de un millón de soles a la Municipalidad Provincial de Manu para que asuma la labor de reforestar y recuperar 60 hectáreas, donde se espera plantar 66,000 árboles. Este esfuerzo involucrará, también, a 10 comunidades nativas en la gestión de su propio territorio. Además, se ha invertido en dos nuevos viveros tecnificados con capacidad de producir 36,000 plantones en un periodo de tres meses, en las zonas más afectadas por la minería ilegal; Boca Colorado y Salvación. Por su parte, el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), a través del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), viene financiando las labores de recuperación de suelos a cargo del Municipio de Inambari, donde se desarrolla la actividad minera.

Con la ejecución de estos proyectos, los municipios suman a la meta del país para detener la deforestación y sientan las bases para recuperar la conectividad de enormes áreas de bosque en áreas altamente degradadas, contribuyendo así al desarrollo sostenible local y nacional. “Este trabajo, que inició en el 2015 y cuya meta inicial era recuperar alrededor de 42 hectáreas, en el 2018 ha ampliado su meta a 140 hectáreas, a través de la reforestación con más de 155,000 árboles, en el distrito de Inambari y la provincia de Manu, donde se encuentran ubicadas las áreas más afectadas por la extracción minera, en el Perú”, señaló Edith Condori, Especialista de WWF Perú.
Minería ilegal en Madre de Dios
© Diego Pérez / WWF Perú Enlarge
Nylva Hiruelas / WWF Perú Restauración
© Nylva Hiruelas / WWF Perú Enlarge
Restauración Puerto Maldonado
© Guillermo Prudencia / WWF-Perú Enlarge
Naturaleza en Madre de Dios
© Diego Pérez / WWF Perú Enlarge
Dona
Dona