Mi Ciudad Verde | WWF

Mi Ciudad Verde



¿Qué es Mi Ciudad Verde?

Es un movimiento ciudadano que llama la atención sobre la necesidad de que cada uno de nosotros como individuos – en Lima y el resto de centros urbanos del Perú - tomemos acciones concretas HOY, para ayudar a la naturaleza desde nuestras casas, el trabajo e incluso la calle. La idea es recuperar la conexión de las personas con la naturaleza y esparcir una cultura verde desde nuestras ciudades, a partir de la construcción de una comunidad eco - responsable.

¿En qué consiste?

Simple. En tomar conciencia y asumir compromisos concretos con el ambiente. Así, poco a poco conformaremos una gran comunidad urbana eco - responsable aque promueva pequeños cambios ambientales a gran escala. recuerda que una pequeña acción replicada por muchos puede ser una gran solución. Desde cerrar el caño de agua mientras te lavas los dientes, hasta reducir tu consumo con productos descartables o manener la limpieza en las calles. ¡TODAS LAS ACCIONES CUENTAN!
 
	© WWF Perú
Mi ciudad verde
© WWF Perú

¿Por qué Mi Ciudad Verde?

Somos nosotros quienes en el día a día y con acciones simples podemos hacer un gran cambio en la naturaleza y el ambiente, desde nuestras ciudades.

Aunque las graves amenazas sobre nuestra naturaleza en lugares como la Amazonía tienden a alegar la atención de las necesidades ambientales en las ciudades del Perú, los centros urbanos como Lima, deben convertirse en el escenario para crear nuevos esfuerzos orientados a enfrentar las amenazas a nuestro ambiente. Sobre todo, teniendo en cuenta que es en ellos donde se origina la mayoría de presioenes ambientales con impactos en otros lugares. Todos tenemos parte de la responsabilidad.

¿Qué busca?

La finalidad es tener conciencia sobre la necesidad de reducir nuestra propia huella ecológica y fomentar compromisos simples y cotidianos para ayudar al ambiente construyendo una comunidad urbana "eco - responsable", como un primer paso para impulsar compromisos de las empresas, municipios y otras autoridades con buenas prácticas ambientales.
 
	© WWF  / Dado Galdieri
© WWF / Dado Galdieri

¿Cuándo será?

A toda hora, todos los días y a lo largo del año. La fecha de lanzamiento es el inicio de la primavera (23 de setiembre), con el despertar de la naturaleza haciéndonos un llamado de ayuda. Esto es justo medio año antes de La Hora del Planeta, el mayor movimiento mundial frente al cambio climático, lo que además ayudará a consolidar compromisos lo largo del año.

¿Cómo se iniciará Mi ciudad verde?

Con el inicio de la primavera, la naturaleza materializada en “personas planta” saldrá a las calles a pedirnos ayuda a los transeúntes, repartiendo semillas e invitando a las personas a esparcir una cultura “verde” por la ciudad.

Esta intervención involucrará a cientos de transeúntes en sitios icónicos de nuestra ciudad, con el apoyo de la Municipalidad de Miraflores, como inicio de una campaña que se extenderá a otras ciudades, y que tendrá como base las redes sociales y la recolección de consejos prácticos de gente “común” como tú y yo, para demandar una ciudadanía más verde y responsable con la naturaleza.

¿Cómo me uno?

El primer paso es sumarte al movimiento a través de su plataforma en facebook y compartir tips y consejos sencillos que pongas en práctica para ser un ciudadano más “verde”. Además, comparte en redes sociales todo lo relacionado con el movimiento: información, fotos, videos, alentando a tus amigos a participar activamente en Mi Ciudad Verde.

 
	© WWFPerú - Milagros Gonzales
Mi Ciudad Verde
© WWFPerú - Milagros Gonzales
 
	© WWFPerú - Milagros Gonzales
Mi Ciudad Verde - facebook
© WWFPerú - Milagros Gonzales
 rel=
© WWF / Dado Galdieri

¿Quiénes participan?

Tú, yo, tus vecinos y todos los pobladores de ciudades en nuestro país. Además, se suman municipios, autoridades, empresas y todos quienes de manera desinteresada quieran compartir sus compromisos para una ciudadanía verde que permita ayudar a nuestra naturaleza desde las ciudades.

¿Cómo surge?

Hoy, WWF, la organización mundial de conservación, celebra 50 años. En las últimas 5 décadas es mucho lo logrado, pero cada vez hay mayores y más complejas necesidades que atender para garantizar un planeta vivo. Por ello, WWF Perú lanza Mi Ciudad Verde como una invitación voluntaria a tomar acciones concretas y DIARIAS para sumarte a nuestra lucha por un planeta vivo, desde donde estés.

¿Cuál es nuestra meta?

Mi Ciudad Verde busca construir un movimiento ciudadano comprometido con la promoción de buenas prácticas ambientales en contextos urbanos, como primer paso hacia iniciativas mayores que incorporen el trabajo con municipios, empresas y otros, en temas como consumo responsable y huella ecológica.

La primera meta es lograr una comunidad con 3, 000 seguidores en Facebook durante los 3 meses que dura la primavera.

Además, como primera acción, y respondiendo al pedido de ayuda de la naturaleza en nuestras calles, invitaremos a nuestros seguidores a compartir sus consejos y “tips” para buenas prácticas ambientales desde la ciudad. Al final de la primavera seleccionaremos los mejores 50 tips (con la autoría respectiva) ambientales urbanos, para crear la “Carta por Mi Ciudad Verde” como un pedido y compromiso de nosotros, los ciudadanos, por una ciudadanía más verde y ambientalmente responsable.

¿Cómo participan los municipios y las empresas?

Difundiendo el movimiento. Compartiendo y asumiendo cada vez más y mayores compromisos ambientales.

 
	© WWF
La Hora del Planeta
© WWF

¿Por qué un movimiento ambiental desde las ciudades peruanas?

Perú es el 20vo país más grande en la Tierra y el tercero en América del Sur. Es también, uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo, el octavo en superficie de bosques y es el segundo en extensión de bosques amazónicos (casi 70 millones de hectáreas). Sin embargo, a pesar de tener una vasta extensión y una densidad poblacional relativamente baja, la gente y los recursos naturales no están distribuidos proporcionalmente. En cambio, durante las últimas décadas, la población se ha concentrado en unos cuantos “parches” que, en muchos casos, constituyen las zonas menos productivas y resistentes a la interferencia humana.

La costa peruana es una estrecha franja de tierra entre el Océano Pacífico y los Andes que une el desierto de Atacama al sur y el desierto de Sechura al norte, por lo que constituye uno de los lugares más secos de la Tierra. Sin embargo, casi el 70% de los 30 millones de peruanos habita en esta árida región, que concentra menos del 2% del total de recursos hídricos en el país.

Con cerca de 9 millones de habitantes, Lima es la segunda ciudad más grande del mundo en un desierto, sólo después de El Cairo, en Egipto. Sin embargo, mientras que El Cairo depende del río Nilo, la creciente población de Lima depende del modesto río Rímac cuya descarga no llega ni al 1% que la de la del primero. En la actualidad, cuatro de las cinco principales ciudades de Perú se encuentran en la costa, que enfrentan problemas similares: sobrepoblación, estrés hídrico, contaminación atmosférica, marina y de fuentes de agua, erosión del suelo, desecho de residuos sólidos inapropiado, entre otros, como el consumo excesivo y la sobreexplotación de los recursos hidrobiológicos.