What would you like to search for?

Our News

10 de las especies más amenazadas por el cambio climático

Este fenómeno está degradando los ecosistemas y poniendo al límite a las especies. Si la temperatura promedio del planeta sigue aumentando y el clima, cambiando, se espera que muchas desaparezcan en las próximas décadas.

Actualmente, el mundo es 1,1 grados centígrados más caliente que en tiempos preindustriales, lo que representa un calentamiento a una velocidad sin precedentes por los menos en los últimos 2.000 años de la Tierra. El cambio climático, causado por el hombre, está afectando drásticamente la vida en el planeta y, si la temperatura sigue aumentando, muchas especies de animales y plantas desaparecerán. Así lo señala el informe Sintiendo el Calor: El destino de la naturaleza más allá de los 1,5 °C de calentamiento global de WWF.

Con el aumento de la temperatura media global y sumado a otros motores de la pérdida de biodiversidad, los hábitats se han ido reduciendo significativamente, recursos vitales como el agua y el alimento escasean, y entornos que antes resguardaban especies ahora son inhabitables.

Ante este escenario, la cuestión es adaptarse o desaparecer. La publicación afirma que algunas especies aprenderán a vivir en condiciones de altas temperaturas y fenómenos climáticos extremos o se desplazarán a espacios geográficos con condiciones más favorables. Lamentablemente, muchas otras son incapaces de adaptarse o desplazarse, por lo cual están en riesgo de extinción.

Puedes leer: Estas son las 12 especies animales amenazadas en Colombia

Actualmente estamos presenciando la sexta extinción masiva, causada en gran medida por las actividades humanas, y el cambio climático la está acelerando. La ONU estima que un millón de especies están amenazadas de extinción a nivel mundial, muchas de las cuales tendrán lugar durante las próximas décadas.

La desaparición de cualquier especie vegetal o animal tiene graves consecuencias en el equilibrio natural, pues cada una cumple funciones en los ecosistemas. Además, la pérdida de biodiversidad también afecta directamente a las personas. La naturaleza brinda alimento, agua, oxígeno, absorbe dióxido de carbono y presta otra infinidad de servicios ecosistémicos, de los cuáles dependen las poblaciones en todo el mundo.

Estas son 10 de las especies más amenazadas por el calentamiento global.


1. Tortuga laúd (Dermochelys coriácea)

Estado según la lista roja de la UICN: Vulnerable


Tortuga laúd (Dermochelys coriácea) © naturepl.com / Daniel Heuclin / WWF   

Se pueden encontrar en el océano Atlántico, Índico y Pacífico, y tienen playas de anidación en diferentes costas latinoamericanas, entre ellas, Colombia. Esta especie es la más grande de todas las tortugas e, igual que la mayoría, está en peligro de extinción.

Uno de los factores de riesgo es el cambio climático, pues está afectando su reproducción y la composición de sus poblaciones. El sexo de una tortuga marina se define durante la incubación del huevo en la playa y depende de la temperatura de la arena. El calor conduce al nacimiento desproporcionado de tortugas hembras e, incluso, un aumento drástico de la temperatura podría llevar a que los huevos no eclosionen, es decir, a que no se quiebren para permitir la salida de la cría. Además, el aumento del nivel del mar y el incremento de las tormentas, ambos efectos del cambio climático, arrasan los nidos de las tortugas y están destruyendo sus playas de anidación.

2. Café arábigo (Coffea arabica)

Estado según la lista roja de la UICN: En peligro


Café arábigo (Coffea arabica)   © Jurgen Freund / WWF

En el mundo se cultivan dos especies principales de café: arábigo y robusta. La primera representa alrededor del 60% de la producción mundial y es la variedad que se cultiva en Colombia. Esta especie prospera en temperaturas promedio de entre 18 y 22 grados centígrados, y no se adapta bien a condiciones de calentamiento, precipitaciones escasas o impredecibles, o eventos extremos.

Por ejemplo, las temperaturas altas, la lluvia intensa y la humedad persistente crean un ambiente favorable para hongos que afectan su producción de granos. A ello se suma que el cambio climático amenaza las poblaciones de abejas encargadas de polinizar las plantas, entre ellas, las de café.

Según el informe, se proyecta que para el 2050 la cantidad total de tierra apta para la producción de café arábigo en América Latina disminuirá hasta en un 88%, lo que afectaría los medios de vida de miles de personas.

3. Pingüino Emperador (Aptenodytes forsteri)

Estado según la lista roja de la UICN: Casi amenazado


Pingüino Emperador (Aptenodytes forsteri)  © naturepl.com / Bryan and Cherry Alexander / WWF

Estos pingüinos requieren de hielo estable durante al menos nueve meses al año como plataforma para aparearse, incubar huevos, criar a sus polluelos y reemplazar sus plumas durante la muda de plumaje anual. También necesitan que haya huecos en el hielo marino para acceder a sus lugares de alimentación.

Te puede interesar: Estas son las 12 especies animales amenazadas en Cinco razones para proteger a los delfines de río

Por ello, la especie es muy vulnerable frente a cualquier cambio del hielo marino. Si la capa de hielo se vuelve muy extensa, los adultos deben viajar largas distancias para llegar al mar abierto y a sus presas para alimentarse, lo que requiere mayor energía y afectaría su reproducción. Por el contrario, si el hielo empieza a escasear porque se forma muy tarde en agosto o desaparece muy temprano en primavera, debido a las altas temperaturas, los polluelos no alcanzan a desarrollar el plumaje impermeable que necesitan para sobrevivir el frío del océano.

Científicos pronostican que, de seguir aumentando la temperatura de la Tierra, las poblaciones de pingüinos emperadores disminuirán drásticamente y muchas estarán al borde de la extinción para 2100.

4. Arrecifes de coral de aguas cálidas (formados, por ejemplo, por el coral cuerno de ciervo)

Estado según la lista roja de la UICN: En peligro crítico



Arrecifes de coral de aguas cálidas (formados, por ejemplo, por el coral cuerno de ciervo) © Shutterstock / Ethan Daniels / WWF  

Los arrecifes de coral sustentan algunos de los ecosistemas con mayor biodiversidad del planeta, proporcionando refugio, alimento y áreas de desove (espacios para poner huevos) a miles de especies marinas, y, por esa función, acaban siendo determinantes para la seguridad alimentaria y los medios de vida de millones de personas.

Lamentablemente, en los últimos 30 años, la mitad de ellos han desaparecido por la contaminación, la sobrepesca, entre otras causas. A ello se suma el cambio climático que está acidificando y calentando los océanos, lo que ha provocado eventos de blanqueamiento de coral a gran escala y más seguidos, que podrían conducir a su extinción.

La ciencia estima que, con un calentamiento global de 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, para 2050 más del 70% de los arrecifes de coral desaparecerán. Si el calentamiento alcanza los 2 grados, éstos prácticamente se extinguirán de la Tierra.

5. Leopardo de las nieves (Panthera uncia)

Estado según la lista roja de la UICN: Vulnerable


Leopardo de las nieves (Panthera uncia)  © Muhammad Osama / WWF Pakistan   

Altamente adaptados al frío, los leopardos de las nieves habitan las altas montañas del centro y sur de Asia desde hace más de dos millones de años, pero, lamentablemente, se estima que quedan tan solo 4.000 individuos. Una de las amenazas que los acecha es el cambio climático que está alterando los climas montañosos a los que están adaptados.

Por si te interesa: Tres casos que nos muestran que podemos coexistir con la vida silvestre

Se estima que para 2070 sus hábitats se reducirán en un 23% y, en países como Bután y Nepal, más de un 80%. Además, con el aumento de temperatura, es probable que los bosques se expandan a costa de las praderas alpinas donde habitan, permitiendo la llegada de nuevos depredadores como lobos y leopardos comunes. Esto podría resultar en una intensa competencia por alimentos y recursos, la cual afectaría la supervivencia del leopardo de las nieves.

6. Hipopótamo (Hippopotamus amphibius)

Estado según la lista roja de la UICN: Vulnerable


Hipopótamo (Hippopotamus amphibius) © Michael Poliza / WWF  

Se encuentra en muchas partes del África subsahariana, sin embargo, en las últimas décadas sus poblaciones han ido disminuyendo debido a múltiples razones, entre ellas, la caza furtiva, la destrucción de sus hábitats y el cambio climático. El aumento de las temperaturas, los periodos prolongados de sequía y las precipitaciones irregulares reducen los niveles y la calidad del agua, de la que depende la especie. Como animales principalmente acuáticos, no se adaptan bien a las altas temperaturas fuera del agua, lo que los hace vulnerables a las condiciones de sequía que puede provocarles una grave deshidratación e incluso la muerte.

7. Rana de Darwin (Rhinoderma darwinii)

Estado según la lista roja de la UICN: En peligro


Rana de Darwin (Rhinoderma darwinii) © Cayetano Espinosa/ WWF Chile

Habita en los bosques templados australes y los humedales de Chile y Argentina, y, en los últimos años, ha ido desapareciendo por la degradación de sus hábitats y una enfermedad infecciosa causada por el hongo quitrido, que ha provocado la disminución de al menos 500 especies de anfibios en el mundo. Se prevé que el calentamiento global continúe reduciendo los espacios donde vive y que las altas temperaturas faciliten los brotes de nuevas enfermedades mortales.

8. Mono ardilla de vanzolini (Saimiri vanzolinii)

Estado según la lista roja de la UICN: En peligro


Mono ardilla de vanzolini (Saimiri vanzolinii)  © Envato  

Solo se encuentra en una determinada área en la Reserva de Desarrollo Sostenible Mamirauá en Brasil. La especie tiene la distribución geográfica más pequeña de todos los primates neotropicales de la que se tenga conocimiento. Vive en un ecosistema boscoso de llanura aluvial que se inunda estacionalmente por ríos, lo que lo hace altamente vulnerable al calentamiento global.

Puedes leer: Actividades que amenazan la salud de los ríos

Se espera que el hogar de estos monos se reduzca en casi un 100% debido a la combinación del aumento de los niveles de agua, el incremento de las temperaturas y las inundaciones extremas provocadas por el cambio climático. Debido a que toda la población vive en un mismo espacio, una sola inundación extrema podría acabar con toda la distribución de la especie.

9. Abejorro (Bombus distinguendus)

Estado según la lista roja de la UICN: Vulnerable


Abejorro (Bombus distinguendus)  © Ola Jennersten / WWF-Sweden   

Los abejorros, uno de los polinizadores más importantes del mundo, están adaptados a bajas temperaturas por el calor que generan al volar y que conservan en su cuerpo peludo. Sin embargo, el calentamiento global ha cambiado las reglas del juego. Con el aumento de las temperaturas, los abejorros son susceptibles al sobrecalentamiento, por lo cual, algunas poblaciones se han desplazado a tierras más frías y otras han desaparecido.

Los abejorros polinizan muchos tipos de plantas silvestres y cultivos agrícolas. La pérdida de los importantes servicios ecosistémicos que nos brindan amenaza la seguridad alimentaria y la biodiversidad en general.

10. Frailecillo atlántico (Fratercula arctica)

Estado según la lista roja de la UICN: Vulnerable


Frailecillo atlántico (Fratercula arctica)  © Wild Wonders of Europe / Orsolya Haarberg / WWF  

Pasan la mayoría del tiempo en el mar alimentándose y viajando, y vuelven a tierra firme unos meses al año para reproducirse. El 90% de su población se encuentra en Europa, sin embargo, en las últimas dos décadas se ha ido reduciendo. Uno de los factores que lo amenazan es el calentamiento global, que ocasiona eventos climáticos más severos y frecuentes.

Por ejemplo, los fuertes vientos y lluvias afectan la capacidad de las aves para bucear y encontrar alimento y, en época de reproducción, el clima extremo enfría los huevos y las tormentas destruyen los nidos con los polluelos. El aumento de la temperatura también afecta toda la red alimentaria marina, de la que dependen los frailecillos.
El ecosistema marino es uno de los más afectados con el cambio climático y la contaminación.
El océano ha estado mayormente ausente de los debates mundiales sobre el cambio climático.

Share This!

Help us spread the message