What would you like to search for?

Our News

Conoce la tecnología que contribuye a fortalecer la ruta de la madera legal

En la Amazonía peruana hay más de 4700 especies de árboles, de las cuales 670 aproximadamente son especies forestales maderables, pero solo alrededor de 5 de estas son aprovechadas, lo cual genera sobreexplotación de las especies comercializadas. Esta situación agrava la ilegalidad de la madera que en el Perú alcanza el 37% según el último estudio realizado por la Agencia de Desarrollo Internacional USAID y el Servicio Forestal de los Estados Unidos, y el blanqueamiento de especies altamente cotizadas como el cedro y la caoba.
 
Si bien se sancionan las malas prácticas forestales, existen aún vacíos por resolver. Por eso, es necesario cambiar el sistema por uno preventivo que capacite al sector y que genere herramientas de trazabilidad capaces de mejorar los controles existentes. Por tal motivo, WWF Perú viene apoyando desde el 2019 programas como Guías del Bosque, que promueven  la correcta gestión de sus tierras para las comunidades locales  y sensibiliza a los nuevos guías del bosque sobre la importancia de mantener un control en el aprovechamiento de los recursos naturales, conocimiento que luego es difundido en las localidades donde ellos viven.
 
Además, otro reto que enfrenta el sector es mejorar las regulaciones en los puestos de control, lugares donde los operadores revisan la madera que va camino a ser comercializada, para asegurar su origen legal y así evitar el tráfico de madera ilegal. Para ello, es clave contribuir al fortalecimiento de una herramienta tecnológica innovadora que facilite la correcta identificación de las especies, llamada Xilotrón.
 
El Xilotrón es un dispositivo electrónico, desarrollado por el CITEMadera, que se encuentra en etapa de promoción para su uso por el sector privado y las autoridades. El cual, consiste en una lupa electrónica de visión artificial capaz de detectar una gran variedad de especies maderables, con solo escanear una muestra de madera. “Cada especie de árbol tiene un patrón único que lo hace identificable, pero algunos patrones a simple vista pueden ser muy similares. Con esta tecnología es más sencilla la identificación de cada especie, lo que fortalece sin duda el sistema de trazabilidad de la madera en el Perú.” resaltó Alonso Córdova, especialista en Bosques y Asuntos Indígenas de WWF-Perú.
 
El método aún utilizado en los puestos de control requiere de un sofisticado proceso de laboratorio. En cambio el Xilotrón posee un software que permite comparar la muestra de la madera con la base de datos de diferentes especies forestales a nivel mundial, y señalar las especies mal clasificadas o que puedan haber sido deforestadas ilegalmente, en tiempo real y de manera precisa. La implementación de este dispositivo dará un respiro a los bosques y facilitará el trabajo que viene realizando el Estado.
 
 
Cooperación interinstitucional por una gestión sostenible de la madera
 
A inicios de abril del año pasado, WWF Perú y el ITP a través del CITEmadera Lima, firmaron un convenio de cooperación interinstitucional con el fin de fortalecer iniciativas conjuntas relacionadas a la mejora de capacidades, investigación científica, colaboración y desarrollo de proyectos en el sector forestal.
 
Algunos de los resultados del convenio es la actualización del banco de especies de la herramienta Xilotrón. Por ello, junto al CITE Forestal Maynas y la concesión forestal IMASA se realiza la recolección de muestras de las especies más importantes en la comercialización y poder incrementar la base de datos de identificación del Xilotrón.


 
En la Amazonía peruana hay más de 4700 especies de árboles, de las cuales 670 aproximadamente son especies forestales maderables, pero solo alrededor de 5 de estas son aprovechadas, lo cual genera sobreexplotación de las especies comercializadas. © Nicolas Villaume / WWF-US
En la Amazonía peruana hay más de 4700 especies de árboles, de las cuales 670 aproximadamente son especies forestales maderables, pero solo alrededor de 5 de estas son aprovechadas, lo cual genera sobreexplotación de las especies comercializadas. © Nicolas Villaume / WWF-US
Ayúdanos a difundir este mensaje