What would you like to search for?

Our News

Más de 500 hectáreas de bosque degradado en Madre de Dios serán restauradas

126 mil plantas de más de 30 especies de árboles nativos, entre ellos, algunos en estado vulnerable o amenazados como la caoba, la castaña y el shihuahuaco, darán vida a los suelos degradados.

El Perú posee una riqueza natural única. Más de 2500 especies maderables, 4447 especies de mariposas diurnas, 1857 aves, entre otras cifras sorprendentes, que demuestran la gran biodiversidad que alberga este territorio, según MINAM, 2021. 

A pesar de ello, sus bosques se encuentran en constante amenaza. Solo  entre los años 2001 y 2021, se perdieron alrededor de 2.8 millones ha de bosque (Geobosques, 2022).  El deterioro y destrucción de este recurso es todavía un enorme desafío para que el país cumpla sus compromisos climáticos.

Por ese motivo, WWF trabaja para conservar los bosques amenazados y recuperar su conectividad. Al mismo tiempo, promueve el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, generando beneficios para las poblaciones locales, el clima y la biodiversidad.

En ese contexto, el 25 de noviembre, en Madre de Dios, se realizó la primera campaña de reforestación “Conservando bosques ecológicamente valiosos”. En ella participaron voluntarios y ganaderos que buscan la restauración del bosque en sus predios privados. 

“Una restauración que contribuya a la conectividad ecológica es posible si se hace un análisis previo para conectar los bosques remanentes. Luego, se priorizan áreas y se eligen especies nativas que cumplen un rol estratégico en el área a restaurar: dar sombra, producir capa orgánica, etc. Además, hemos unido esfuerzos con el Instituto de Educación Superior Tecnológico Público Iberia-Tahuamanu para lograr la producción de las especies forestales”, resaltó Alipse Valera, especialista forestal de WWF.

“Cada semilla utilizada en el vivero ha sido debidamente registrada, se conoce la ubicación y las condiciones del árbol semillero de donde fue recolectada, por ejemplo, si estaba sano, si creció recto o si es susceptible a hongos. De esta manera aseguramos la salud de los futuros árboles", comenta Manuel Reyes Ravelo Instituto Superior Tecnológico de Iberia.

Gracias al trabajo articulado, se espera que al 2026, 126 mil plantas de más de 30 especies de árboles nativos, entre ellos, algunos en estado vulnerable o amenazados como la caoba, la castaña y el shihuahuaco hayan sido instalados y se devuelva la vida a 500 hectáreas de suelos degradados.


 
 
126 mil plantas de más de 30 especies de árboles nativos, entre ellos, algunos en estado vulnerable o amenazados como la caoba, la castaña y el shihuahuaco, darán vida a los suelos degradados. © Andrés Murrieta / WWF Perú
Ayúdanos a difundir este mensaje