What would you like to search for?

Our News

Conservación de la pesca y lucha contra la corrupción en Perú

Una aplicación de trazabilidad de productos del mar también ayuda a reducir la pesca ilegal y a aumentar los ingresos de los pescadores.

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) en Perú crea muchos desafíos para los pescadores, el gobierno peruano, los compradores y vendedores de pescado, al mismo tiempo que amenaza los recursos marinos del país.

Jorge Jacinto, un pescador artesanal peruano y miembro de una cooperativa pesquera artesanal, comenta lo siguiente: "si los permisos de pesca continúan siendo otorgados ilegalmente por funcionarios corruptos, los recursos se agotarán gradualmente".

Él y los pescadores de su cooperativa pesquera también enfrentan la pérdida de ingresos por la pesca ilegal, ya que los barcos indocumentados o con documentación falsa, compiten injustamente con las embarcaciones legales.

El Ministerio de Producción de Perú (PRODUCE) estima que alrededor del 60 por ciento de las embarcaciones de pesca artesanal de Perú son informales o ilegales, según José Álvarez de WWF-Perú. Para abordar este problema, WWF trabajó con USAID y los actores a lo largo de la cadena de producción de productos del mar a través del proyecto de “Focalización en la Corrupción de Recursos naturales” para desarrollar y perfeccionar el aplicativo móvil denominado TrazApp.

Al fortalecer la gestión de la pesca, la aplicación ayuda a evitar que los productos ilegales y mal etiquetados ingresen a los mercados y respalda las condiciones legales y equitativas de bienestar humano para los trabajadores del mar.

Con la aplicación, los pescadores como Jacinto pueden registrar sus capturas para cumplir con los requisitos de formalización y las demandas de sostenibilidad de los mercados internacionales. La cooperativa de Jacinto puede vender más fácilmente recursos como el perico (dorado o mahi mahi) y pota (calamar gigante) en los Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, los cuales tienen requisitos estrictos para detener la importación de productos pesqueros ilegales, no declarados y no reglamentados. Los pescadores también pueden comparar precios de compra en la aplicación para vender al mejor postor.

Además de los pescadores, los armadores, los operadores de los sitios de desembarque, los intermediarios y las plantas procesadores pueden acceder a la información sobre las capturas y, en última instancia, mostrar el origen de los productos a los compradores. Dado que la documentación electrónica de la aplicación reduce la necesidad de documentos en papel, que son más fáciles de falsificar, también limita el fraude de documentos y el "blanqueo" relacionado de productos de pesca ilegales.

 

Como dice Jacinto: "La única forma de combatir la corrupción es a través de la formalización".

Como parte del desarrollo y la divulgación de TrazApp, WWF Perú ofrece capacitaciones para los usuarios de la aplicación y posibles nuevos adoptantes para aprender sobre la tecnología y cómo usarla. Las capacitaciones generan confianza en la comunidad y brindan a USAID y WWF información sobre cómo adaptar la aplicación para satisfacer necesidades reales.

Desde que comenzó el piloto en marzo de 2019, más de 200 propietarios de embarcaciones se han unido a TrazApp, documentando digitalmente más de 5.500 viajes de pesca y 64.000 toneladas de productos pesqueros.

En la siguiente fase de expansión, el equipo de TrazApp está trabajando con inspectores en el norte de Perú para emitir certificados de procedencia digitales y con plantas de procesamiento para capacitar a sus proveedores en el uso de la aplicación.

USAID y WWF también se están enfocando en un próximo paso crítico: Incluir en TrazApp los zarpes electrónicos de pesca oficiales. Con esta función, los pescadores pueden solicitar la autorización de zarpe directamente desde sus teléfonos. Los certificados digitales como este se han vuelto más importantes que nunca durante la pandemia mundial de COVID-19, que ha hecho que los permisos en persona sean más complicados de obtener.

Jacinto y sus colegas ahora animan a otros a usar TrazApp.

“Estamos muy contentos con la aplicación porque nos permite rastrear muchos detalles, como de qué puerto salimos y de dónde llegamos y también las características de nuestra captura”, dijo.

Jacinto espera que este nuevo registro digital continúe generando confianza en toda la cadena de suministro de pesca y con compradores de todo el mundo.

A largo plazo, los sistemas de trazabilidad como TrazApp pueden abordar objetivos económicos, ecológicos y sociales al evitar que los productos ilegales y mal etiquetados ingresen a los mercados, fortalecer la gestión pesquera eficaz y respaldar las condiciones legales y equitativas de bienestar humano para los trabajadores del mar.

Conservación de la pesca y lucha contra la corrupción en Perú

Share This!

Help us spread the message