What would you like to search for?

Our News

Más de 200 ganaderos culminaron exitosamente la Escuela de Campo para una Ganadería Regenerativa en Madre de Dios

Más de 50 mil hectáreas están destinadas a la ganadería extensiva en Madre de Dios (GOREMAD 2021), la cuna de la biodiversidad. En el sistema tradicional de producción, que es uno de las principales causas de deforestación,  se considera apropiado tener una cabeza de ganado por hectárea y se acostumbra a quemar el suelo, pues con el paso del tiempo, el pasto se regenera cada vez más lento. Esta actividad es uno de los principales activos económicos de la región, sin embargo, está dañando la Amazonía a un ritmo alarmante.

 

Es claro que la ganadería y la demanda de la carne y sus derivados no desaparecerá. Por ello, es clave apostar por métodos agroforestales innovadores que mitigan sus efectos y aceleran la regeneración del pasto, además de un mayor aprovechamiento del espacio dedicado a esta actividad. Por ejemplo, utilizando el estiércol de la vaca como abono, eliminando agroquímicos mediante el uso de microorganismos de selva e integrando árboles nativos en los predios. Como consecuencia, las áreas de bosque que alguna vez desaparecieron por cambio de uso de suelo, se están nutriendo, reforestando y devolviendo a la naturaleza su espacio.

 

Este nuevo modelo de producción, denominado “Ganadería Regenerativa”, es la solución por la que apuesta la Alianza por una Ganadería Regenerativa en la Amazonía Peruana (AGRAP), una iniciativa que busca promover la recuperación de los bosques amazónicos mediante el fortalecimiento de capacidades de los ganaderos de Madre de Dios en prácticas agroecológicas. La primera etapa del proyecto cosecha sus primeros resultados luego de un arduo año de trabajo.

 

Uno de los principales logros fue la creación de “Escuelas de Campo”, conocidas como “ECAS”, donde se utilizaron metodologías dinámicas adaptadas a los productores y su filosofía: aprender haciendo. Las ECAS fueron impartidas en horarios y espacios que aseguraron la asistencia de todos los inscritos, durante los últimos 8 meses. “10 escuelas de campo ubicadas en Iñapari, Loero, San Bernardo, Iberia, Las Pierdas y Villa Primavera, cosecharon grandes resultados. Un total de 280 productores fueron capacitados, entre ellos 10% jóvenes y 38% mujeres, asegurando la equidad de género e inclusión social en la ganadería” detalló Nelson Gutiérrez, Especialista de WWF-Perú.

 

Para celebrar sus logros y lecciones aprendidas se realizó este viernes 17 de junio en Iñapari el evento de clausura, el cual contó con la asistencia de representantes de la Embajada Británica en Perú, el Ministerio de Agricultura y Riego (MIDAGRI), Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), Dirección Regional de Agricultura (GOREMAD), Municipalidad Provincial de Tahuamanu, Tropical Forest Alliance, la Mesa Técnica Ganadera y productores agropecuarios comprometidos con la ganadería regenerativa.

Gaby Rivera, Gerente del Programa de Bosques y Clima de la Embajada del Reino Unido acentuó que gracias al programa UK PACT, “lo realizado es una experiencia colectiva de aprendizaje en campo con productores e involucrando al sector privado para consolidar alianzas comerciales. Gracias al esfuerzo de todos los actores hoy vemos resultados muy alentadores que, desde nuestra embajada, acompañaremos en la búsqueda de oportunidades para la  continuidad a esta Alianza de Ganadería Regenerativa".
 

“A nivel de conservación los resultados son alentadores, durante el último año se ha reducido las pasturas, se ha eliminado el uso de agroquímicos y las áreas impactadas por ganadería extensiva están siendo recuperadas. Reconocemos el compromiso y el liderazgo de los productores, por lo que WWF seguirá ahí, acompañándolos en este trabajo que conecta el paisaje y contribuye a un sistema regenerativo de las áreas de Madre de Dios. La ganadería regenerativa no solo es una oportunidad para conservar bosques, sino también de mejorar la productividad a mediano plazo” mencionó Kurt Holle, Director País de WWF-Perú durante el evento.

 

Gracias a los esfuerzos de distintas organizaciones, la regeneración de grandes parcelas de bosques a través de la ganadería regenerativa es una realidad. Además, ha permitido visibilizar y valorar el rol de la mujer y los jóvenes en la ganadería, debido al enfoque integral con el que fue abordado el proyecto. “Lo valioso de esta experiencia es que hemos trabajado con familias de ganaderos, donde padres e hijos han logrado un aprendizaje que asegura la continuidad de nuestras inversiones. Es importante también que nuestras esposas nos acompañen y esto permite distribuir las responsabilidades”, destacó el productor ganadero René Ikeda.

 

“Por mucho tiempo trabajamos degradando nuestras tierras, nos hemos organizado en familias y hoy hemos cambiado nuestra mentalidad. Ya no necesitamos grandes extensiones de terreno, con las parcelas ordenadas tenemos un mejor manejo del ganado, terrenos descansados y fertilizados de forma natural. Nuestro próximo desafío es devolver los árboles a las parcelas” señaló Verónica Cardozo, productora de la provincia de Tahuamanu.

 

La Alianza por una Ganadería Regenerativa en la Amazonía Peruana (AGRAP) es una muestra de cómo las soluciones basadas en la naturaleza responden a problemas que enfrentamos mundialmente, como la crisis alimentaria y que al mismo tiempo contribuyen a la mitigación del cambio climático.

 

La Alianza por una Ganadería Regenerativa en la Amazonía Peruana (AGRAP)

 

La Alianza por una Ganadería Regenerativa en la Amazonía Peruana (AGRAP) es una iniciativa que nació en el marco del proyecto “Del diseño de políticas a la implementación en campo; promoviendo ganadería libre de deforestación”, impulsado por Climate Group, World Wildlife Fund Perú (WWF Perú), y Tropical Forest Alliance (TFA) con el apoyo financiero del UK PACT.

 
© Marlon Del Águila / WWF Perú
Ganadería Regenerativa Madre de Dios. © Marlon Del Águila / WWF Perú
Ayúdanos a difundir este mensaje