What would you like to search for?

Our News

Reciclar sus propias redes: El gran reto de los pescadores artesanales

El proyecto busca contribuir a la conservación ambiental del mar y al desarrollo económico de comunidades como Los Órganos, Máncora y San José, a partir de la  recuperación y transformación de redes de pesca de monofilamento.

Las artes de pesca son el tipo de desecho plástico más letal para las especies marinas y representan aproximadamente el 10% de la basura marina. En ese sentido, WWF Perú creó RedCicla, una iniciativa que compromete a pescadores artesanales a acopiar y reciclar las redes de pesca al final de su vida útil, y así evitar que lleguen al mar y se conviertan en la amenaza plástica más perjudicial para nuestros ecosistemas marinos. 

El proyecto está enfocado en sensibilizar a las comunidades, y a su vez, promover el trabajo con pescadores artesanales para el acopio responsable de redes en los desembarcaderos, y así reducir la cantidad de redes mal descartadas en el mar. El acopio se realiza de manera voluntaria en un trabajo articulado con diferentes  gremios de pescadores, personal administrativo de los desembarcaderos, capitanías de puertos, municipalidades, entre otros.

¿Cómo funciona?

Los pescadores o recolectores llevan las redes en desuso o en general las que ya están al final de su vida útil, correctamente limpias a las casetas de acopio, luego son pesadas y se   mantienen reunidas. Posteriormente, el equipo de WWF junto con Bureo, que son los aliados técnicos, trasladan esas redes para brindarles un nuevo uso a través del reciclaje.

Avances con las redes reunidas

Con las redes recolectadas se está experimentando el reciclaje de nylon (material del que están compuestas las redes de monofilamento). Nadia Balducci, líder del equipo de Océanos Limpios explica que elaboraron paneles 100% de nylon reciclado. “Para ello, se realizó un análisis en laboratorio utilizando la tecnología de termo compresión, la cual tiene un  bajo impacto ambiental y es capaz de adaptarse a una escala comunitaria”.

Actualmente se están haciendo pruebas para elegir el producto final de los paneles generados, es importante convertirlos en una herramienta que les sirva a los pescadores durante sus faenas de pesca. Para ello es necesario evaluar qué otras tecnologías permiten tener un resultado con mejor acabado y duradero.

El distrito de Los Órganos es la primera comunidad donde se viene realizando esta labor, pero también hay puntos de acopio en Máncora y San José. Se están construyendo nuevos puntos en otras localidades para involucrar a la mayor cantidad de pescadores en esta buena práctica voluntaria. Es importante contar con el compromiso de todos los actores claves para recolectar la mayor cantidad de redes de pesca posible, porque esto permitirá su transformación en nuevos productos innovadores y generará sostenibilidad al negocio.

 
El proyecto busca contribuir a la conservación ambiental del mar y al desarrollo económico de comunidades como Los Órganos, Máncora y San José, a partir de la recuperación y transformación de redes de pesca de monofilamento.
Ayúdanos a difundir este mensaje