What would you like to search for?

Postura de WWF sobre el impacto de la pesca en los tiburones y las rayas oceánicos

EL PROBLEMA 

Hasta 100 millones de tiburones mueren anualmente en manos de una amplia gama de pesquerías (Worm et al. 2013) y algunas poblaciones han disminuido en más del 95% como resultado de la sobrepesca (Dulvy et al. 2014, Tremblay-Boyer et. al. 2018). La gravedad de la situación se reconoció hace 20 años con el lanzamiento del Plan de Acción Internacional de Tiburones de la 
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) . Sin embargo, esto no tuvo el impacto necesario entre los 20 principales países que pescan tiburones y las disminuciones poblacionales continuaron sin parar (Davidson et al. 2016).

El declive de los tiburones es un factor que contribuye al deterioro de nuestro océano y es un síntoma de un problema mucho más amplio de sobreexplotación marina. Los tiburones muestran un linaje antiguo y de alta biodiversidad, y hasta hace poco eran comunes en todas las aguas menos las más profundas y frías. La gran mayoría son depredadores con una amplia variedad de nichos ecológicos y, al igual que otros peces, son una parte integral de los ecosistemas oceánicos; que requieren conservación para poder cumplir sus funciones ecológicas y contribuir a la salud del océano.

La insuficiencia de datos especie-específicos (provenientes de pesquerías o independientes) sigue frustrando los esfuerzos para manejar a los tiburones y las rayas. Además, la cantidad mínima requerida de 5% de cobertura de observadores a bordo por las  Organizaciones Regionales de Ordenamiento Pesquero del Atún (OROPs de Atún)1 continúa siendo muy inferior a la que se requiere para proveer de datos pesqueros representativos de toda la pesquería. Como consecuencia, se dificulta la gestión basada en la ciencia de los tiburones y rayas, así como del atún, previniendo cualquier seguimiento y cumplimiento significativos. El seguimiento inadecuado de las capturas de embarcaciones artesanales en zonas económicas exclusivas (ZEE) también es un problema en muchos países y se agrava en los casos donde la captura de  tiburones y  rayas oceánicos es mayor que en las embarcaciones industriales.

La categorización de las capturas de tiburones oceánicos como "captura incidental" por parte de  las OROPs de Atún enmascara el hecho de que estas incluyen la pesca dirigida de tiburones y rayas, donde los tiburones son a menudo una valiosa captura secundaria en las pesquerías de palangre y redes de enmalle. Los tiburones y rayas han recibido mucha menos atención que el atún, con medidas de recopilación de datos y manejo típicamente demasiado escasas, demasiado tarde. De hecho, ninguna de las especies cuya captura ahora está prohibida por las OROPs de Atún, debido a las drásticas disminuciones de población (por ejemplo, una disminución del 95% en el tiburón oceánico de puntas blancas), tenía anteriormente ningún límite de captura.

Read the full publication

Postura de WWF sobre el impacto de la pesca en los tiburones oceánicos y las rayas

Share This!

Help us spread the message