What would you like to search for?

Conservación de la biodiversidad terrestre

© Diego Pérez / WWF Peru

La Amazonía conforma la mayor proporción de bosques del Perú, posicionándose como la segunda área boscosa más extensa en Sudamérica, donde habitan especies clave para la región como el felino más grande (jaguar), la única especie de oso (oso de anteojos) y la especie más pequeña de tapir (el tapir de montaña).

¿Cuál es el problema? 

Los continuos cambios sobre el uso de la tierra, que convierten las áreas boscosas en áreas de uso antrópico, van dejando con menos ámbito y disponibilidad de hogar a especies de mamíferos que requieren de grandes extensiones de terreno para su supervivencia, como el jaguar y el oso de anteojos. Del mismo modo, la caza furtiva y el comercio ilegal de fauna silvestre impactan sobre la distribución y permanencia en el tiempo de la biodiversidad, lo cual tiene como consecuencia la pérdida de funciones ecológicas que la fauna silvestre provee, como la regeneración de bosques o la regulación de cadenas tróficas.

 

A medida que las poblaciones humanas continúan en crecimiento, extendiendo actividades como la agricultura y/o ganadería hacia ecosistemas naturales, las interacciones con la vida silvestre son más frecuentes. Estas conllevan a conflictos por competencia de recursos, como el consumo de cultivos o la depredación del ganado, así como el temor por el riesgo de encuentros fortuitos en el desarrollo de sus actividades del día a día.

 

¿Qué hace WWF?

WWF busca que los seres humanos y la vida silvestre coexistan en armonía, promoviendo la conservación de especies prioritarias como el jaguar, oso andino y tapir de montaña, estudiando sus poblaciones y mitigando sus amenazas.

¿Cómo se lleva a cabo?

WWF Perú emplea tecnologías innovadoras para el monitoreo del jaguar, oso andino y el tapir de montaña, las cuales permiten conocer los posibles cambios en su estado de conservación a través del tiempo, relacionados principalmente a los efectos de las intervenciones humanas en su supervivencia. Para ello se utilizan cámaras trampa, que son dispositivos no invasivos que registran la ocurrencia de distintas especies a través de fotografías y videos, permitiendo obtener información simultánea por largos periodos de tiempo. Asimismo, se enfoca en la mitigación y reducción de aquellas amenazas que ponen en riesgo la coexistencia en la relación de grandes carnívoros, como el jaguar, y los seres humanos, comprendiendo la dimensión y alcance del conflicto para lograr formular estrategias que fomenten prácticas sostenibles y amigables para la conservación del mismo.

¿Con quiénes trabajamos?

WWF trabaja de la mano con otras ONG comprometidas para la conservación de estas especies, como Naturaleza y Cultura Internacional. Asimismo,  brindamos soporte a instituciones gubernamentales como el SERNANP, MINAM y SERFOR, alineando esfuerzos a las prioridades de conservación identificadas en los Planes de Conservación y documentos de gestión para la protección de dichas especies.

© WWF-Peru

¿Cuáles son los grandes logros?

  1. En el año 2017, WWF Perú en alianza con el SERNANP, elaboró el documento de trabajo “Diseño de Monitoreo de Oso Andino y Tapir de Montaña” con el fin de compartir la experiencia de monitoreo de estas especies por más de 4 años en el Santuario Nacional Tabaconas Namballle. Además, se brindaron las consideraciones técnicas requeridas para la elaboración de protocolos de monitoreo de ambas especies como parte de la gestión efectiva del área protegida.
  2. En el 2018, WWF junto con otras importantes organizaciones no gubernamentales e intergubernamentales, así como 14 de los 18 países del rango de distribución del jaguar, adoptaron el Plan Jaguar 2030 a fin de definir la hoja de ruta para lograr la conservación de este felino mediante la cooperación regional. A partir del mismo, en el 2020, WWF desarrolló su “Estrategia Regional para la Conservación del Jaguar”, contribuyendo a esta cooperación, buscando garantizar la conservación de este felino y sus presas en 15 paisajes prioritarios en 14 países en los que WWF se encuentra actualmente realizando esfuerzos de conservación para el jaguar, así como de la disponibilidad y conectividad de sus hábitat.
  3. WWF Perú, de la mano con WWF Colombia y Ecuador, realizó en el 2020 el primer estudio poblacional de jaguares en el corredor trinacional Napo-Putumayo mediante el uso de cámaras trampa, estimando un aproximado de 2000 individuos a lo largo del mismo y resaltando la importancia de las áreas conservadas y gestionadas de manera sostenible en su conservación.

Próximos Pasos

  • Se realizarán evaluaciones sobre el conflicto humano-jaguar en zonas donde se registren interacciones que perjudiquen tanto la seguridad y economía de poblaciones locales así como la conservación de este felino.
  • Se dará continuidad al monitoreo con cámaras trampa del jaguar, oso andino y tapir de montaña para el seguimiento de sus tendencias poblacionales.
  • Se brindará apoyo en la elaboración del Plan Nacional de Conservación de Jaguar, liderado por SERFOR.

Conoce más