What would you like to search for?

Our News

Pescadores artesanales del norte del Perú comprometidos con las ballenas jorobadas

  • A partir de julio, más de 5 mil ballenas jorobadas llegarán a las costas del norte del Perú, dando inicio a la temporada de avistamiento de estas especies.
  • Los pescadores artesanales de tres comunidades del norte del Perú, Zorritos, La Cruz y Acapulco, se unen a la labor de proteger a las ballenas jorobadas, participando de la implementación piloto de dispositivos tecnológicos acústicos para mitigar la captura incidental de cetáceos marinos.
 

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la producción pesquera aporta un 0.4% al PBI nacional, siendo clave para el crecimiento de nuestra economía. Por ello, el importante rol que cumplen los hombres y mujeres que se dedican a esta actividad merece ser celebrado, motivo por el cual se les conmemora todos los 29 de junio, en honor a San Pedro, patrono de los pescadores. 

Esta fecha, coincide con el inicio de una temporada especial en las costas del norte del Perú: la llegada de las ballenas jorobadas, las cuales realizan un largo viaje desde la Antártida. Cada año, 5 mil ballenas, aproximadamente, visitan el mar peruano para iniciar su proceso de apareamiento y cuidado de crías, espectáculo de la naturaleza que atrae a muchos turistas.

Al igual que otros cetáceos marinos, como los delfines, las ballenas se encuentran amenazadas, principalmente, por la pesca incidental y la colisión con grandes embarcaciones. La captura incidental ocurre cuando las especies se enredan con artes de pesca generando un grave conflicto con los pescadores artesanales. En consecuencia, delfines y ballenas pueden lesionarse e incluso morir. Además, estas interacciones impactan en la labor de los pescadores, quienes pierden su principal herramienta de trabajo (las redes), y ponen en riesgo sus vidas debido a que las embarcaciones pueden sufrir accidentes.

Por ello, WWF Perú junto al Instituto del Mar del Perú (IMARPE) buscan mitigar este conflicto a través de la instalación de pingers, un sistema de alertas acústicas que emite un sonido para que las especies lo escuchen bajo el agua y puedan evadir las redes, que funcionan tanto para delfines como para ballenas.

“Apostar por este tipo de tecnologías resulta fundamental hoy en día, no solo por la conservación de las especies, sino por el beneficio social que brindan a los pescadores artesanales”, señaló Shaleyla Kelez, Líder del Programa de Vida Silvestre de WWF Perú.

“El compromiso de los pescadores es fundamental para el éxito de estos pilotos, por ello, los invitamos a seguir implementando buenas prácticas que garanticen la sostenibilidad de los recursos marinos para todos y todas. De igual manera, convocamos al gobierno para que se sume y apueste por tecnologías, como los pingers, para que juntos podamos escalar estos proyectos a nivel nacional y mitigar la captura incidental de especies marinas”, añadió Shaleyla.

 

Contáctanos para más información: 

Farid Mondragón
Asistente del Programa de Vida Silvestre
WWF Perú
comunicaciones@wwfperu.org

Share This!

Help us spread the message